Migrar, movilidad en emergencia

Ecuador es un país históricamente atravesado por la migración. A fines de la década de los noventa, en el marco de una crisis financiera extrema, casi dos millones de personas migraron hacia EEUU, España e Italia. Por otro lado, Ecuador es el país que ha reconocido a la mayor cantidad de personas refugiadas en América Latina, alrededor de 70 000 personas, un 95% huyendo del persistente conflicto o postconflicto colombiano.

Adicionalmente, se estima que alrededor de 400 mil personas venezolanas se han asentado en Ecuador a causa de la crisis que se vive en el país. En su Constitución, Ecuador establece que rige el principio de ciudadanía universal y que el país no cierra puertas a personas migrantes. Sin embargo, la realidad dista enormemente y gran parte de estas personas se encuentran en desprotección. Quienes se asientan en el país, enfrentan violencia, indiferencia, racismo y xenofobia, de la mano de una creciente incertidumbre a causa de la crisis del COVID-19. En esta sección presentamos dos trabajos del Colectivo Geografía Crítica y de Corredores Migratorios que contextualizan y brindan perspectivas sobre la política migratoria ecuatoriana, así como sus desafíos y perspectivas.

A veinte años del éxodo provocado por la crisis del nuevo milenio, cabe preguntarse: ¿Cómo se ha transformado la emigración ecuatoriana? ¿Qué condiciones globales y nacionales han provocado esos cambios? Leer más

Ecuador es el país que ha reconocido a la mayor cantidad de personas refugiadas en América Latina. Quienes se asientan en el país, enfrentan violencia, indiferencia, racismo y xenofobia, de la mano de una creciente... Leer más

volver arriba